Tarika Shadilía de Murcia (Valle Ricote)
                                                                                                                     
 
Ramadan 2007
Ir al Inicio >>>
Siguiente Hutba >>>
<<< Anterior hutba
Que la Paz y la Misericordia del más Compasivo inunde todos los corazones del mundo, ¡siempre!, y especialmente en este sagrado mes de Ramadán.

Pobre Ramadan es el de quien tan sólo ayune y se abstenga. Ramadan no es tan sólo un periodo de abstinencia, sino que también lo es de modificación, de transformar en cenizas (según el sentido etimológico de Ramadán) todo cuanto proviene del ego desmedido.
Desde estas líneas invitamos a todos a que observen sus vidas, a que reflexionen sobre su desarrollo, a que abandonen los "campos de batalla", las certezas indudables, las precipitaciones y el orgullo de quien cree que "ya sabe". Invitamos a todos a que condonen las deudas que puedan, a que enseñen sin agresión cuando se les pida, no antes. Invitamos a la prudencia propia del sabio que es consciente de que "todos los datos" no están en su mano.
Invitamos a no criticar, a no pensar mal, aunque parezca que en según qué casos está permitido. Al diálogo antes que a la batalla, a la tolerancia en la diversidad, al respeto y la prudencia, a corregir con afecto hasta ser comprendidos, si es que debe de ser así, y no a ensuciar con nuestros actos lo que no hemos entendido, aunque nos parezca que sí lo hemos hecho. Invitamos al esfuerzo por entender que cada persona tiene un camino, como enseña el Corán, y que sólo Al Lah es Juez. Que la diversidad es obra del Crador, y que en esa diversidad todo tiene un lugar y un propósito.
Estemos abiertos, con buena disposición, al diálogo fraterno y respetuoso, de esta manera seremos asistidos en la corrección de nuestros errores (cuando entendamos que lo son), desterrando de nuestro comportamiento toda forma de menosprecio, insulto, agresión e intolerancia, pues esto siempre cerrará los oidos de quienes nos escuchen y, de ser así, ¿que propósito tendrán nuestro juicio y nuestra agresión?, tan sólo destruir.
Que la sabiduría nos alcance a todos, para hacer de este Ramadan un tiempo de cambio y propósito firme.


                           Hayy S. Sa´id b. Aÿiba, abdú Rabihi