Tarika Shadilía de Murcia (Valle Ricote)
                                                                                                                     
 
Agosto de 2007
Ir al Inicio >>>
 
 
<<< Anterior hutba
Siguiente Hutba >>>
En Presencia del más Compasivo, el Misericordioso.

Hoy, hermanos, hubiera querido escribir una nueva Jutba invitando a la prudencia más que al juicio temerario, a la habilidad para frenar la lengua malediciente, más que al deseo destructivo del improperio, pues Islam es todo él cortesía y prudencia. Ya que quien agrede, ¿no tiene ¡por prudencia! ni el menor resquicio de duda cuando insulta, desprecia, calumnia o hace uso de una información mediatizada y ya corrompida? ¿No sabemos que quien siembra cizaña no puede cosechar otra cosa que cizaña?


LOS HADIT DE MUHAMMAD*,
traducidos por Kabir Helminski, son más elocuentes que la Jutba que yo hubiera podido escribir. Y dicen así:

El Islam comenzó como algo extraño, y volverá a serlo como en sus inicios. Por lo tanto el extranjero tiene una bendición.

-Se le preguntó quién era el extranjero, y respondió: Los extranjeros son aquellos que restauran lo que las personas han corrompido de mi ley, así como aquellos que reavivan lo que ha sido destruido de mi ley.


No podrán entrar en el Paraíso antes de que sean creyentes, y no serán creyentes hasta que se amen unos a otros. Permítanme guiarlos hacia algo que, al hacerlo, los llevará a amarse unos a otros; saluden a cada persona entre ustedes.


Saluda a aquellos que conozcas y a los que no conozcas.


Le preguntaron qué era lo mejor que podía manifestar un ser humano, y respondió; “Una manera de ser amigable”.

Una buena disposición es la mitad de la fe.


Al Lah es Misericordioso con aquellos que muestran misericordia con los demás.


El poder no reside en la capacidad de golpear a otro, sino en ser capaz de controlarse a sí mismo cuando surge el enojo.


Honra a tus hijos, de esta manera mejorarán sus modales.


Las tres cosas mejores; ser humilde en medio de las vicisitudes de la fortuna, perdonar cuando eres poderoso, y ser generoso sin pedir nada a cambio.


Aquella persona que no expresa su gratitud hacia las otras personas, nunca será agradecida con Al Lah.


Las mejores personas entre ustedes, son aquellas que son más útiles a los demás.

El vivir en comunidad es motivo de bendición, el vivir aislado es causa de tormentos.
Feliz aquella persona que encuentra fallos en sí misma en lugar de en los demás.
Desde el amanecer hasta el anochecer, y desde el anochecer hasta el amanecer, mantén tu corazón limpio de malicia hacia otras personas.
Un musulmán perfecto es aquél de cuya lengua y de cuyas manos está a salvo la humanidad.
El Islam es pureza al hablar y hospitalidad.
Cada religión tiene una virtud que la distingue, y la virtud distintiva del Islam es la modestia.
Los mejores entre las personas son aquellos que te recuerdan a Al Lah cuando los ves. Y los peores son aquellos que repiten chismes para hacer maldad y separar a los amigos, y que buscan encontrar fallos en los demás.
En verdad, los que estarán más lejos de mi lado el día de la resurrección serán los chismosos, los que alegan y los que exageran. Los que exageran son vanidosos y pagados de sí mismos.
Toda aquella persona que crea en Al Lah y en el “Más Allá”, que diga sólo lo bueno o que se mantenga en silencio.
No es de los nuestros quien no ama a los pequeños, o quien no respeta la reputación de los ancianos.
Al Lah es gentil, y ama la gentileza.
Un buen musulmán es aquél cuyo carácter es amado por su familia.
Respeta a tu huésped, y no incomodes a tus vecinos.
Está escrito en el mango de la espada del Profeta: “Perdona al que te hace un daño, únete a aquél que te separa, haz el bien a la persona que te hace mal, y habla la verdad aunque vaya en tu contra.
Hablar mal a espaldas de una persona es una ofensa más grave que el adulterio, y AlLah no lo perdonará hasta que la persona ofendida no lo haya perdonado.
Los fieles son como una sola persona. Si un hombre se queja de un dolor de cabeza, todo su cuerpo se queja; y si le duele un ojo le duele todo el cuerpo.
Mantente sin envidia, porque te corroe y quita las buenas acciones, de la misma manera como el fuego quema y consume la madera.
¿Cuáles son las mejores acciones?. Alegrar el corazón de un ser humano, alimentar a los pobres, ayudar a los afligidos, aligerar la pena del doliente, y eliminar el daño de los lastimados.

VERSOS DE MUHAMMAD* PRESERVADOS POR HAZRATI ALÍ
La meditación en Dios es mi capital.

La raíz de mi existencia está en la razón y en una lógica sana,
El amor es el cimiento de mi existencia.
El entusiasmo es el vehículo de mi vida.
La contemplación de Al Lah es mi compañera.
La fe es el origen de mi poder.
El dolor es mi compañero.
El conocimiento es mi arma.
La paciencia es mi traje y mi virtud.
La sumisión a la Voluntad Divina es mi orgullo.
La verdad es mi salvación, y la adoración es mi hábito.

La raíz de mi existencia está en la razón y en una lógica sana, El amor es el cimiento de mi existencia. El entusiasmo es el vehículo de mi vida. La contemplación de Al Lah es mi compañera. La fe es el origen de mi poder. El dolor es mi compañero. El conocimiento es mi arma. La paciencia es mi traje y mi virtud. La sumisión a la Voluntad Divina es mi orgullo. La verdad es mi salvación, y la adoración es mi hábito.
                                                                                                      Hayy S. Sa´id b. Aÿiba, abdú Rabihi